3 CLAVES PARA CAMBIAR UN HÁBITO ALIMENTARIO

Si te has descargado la guía gratuita para cambiar un hábito alimentario,  te presento  las claves principales para ayudarte a  cambiar un hábito alimenticio de manera práctica y consciente.

 

  1. ¿Por qué quieres cambiar un hábito alimentario?

Piensa en tu motivación, que es lo que te empuja a realizar este cambio, ya que puede ser una motivación externa o interna. ¿De verdad quieres cambiar tu estilo de alimentación? ¿O es algo que se te ocurre porque lo has oído, es la moda o tu pareja te dice que tienes que cambiar?

Claro es que no es lo mismo que tu motivo para hacer un cambio sea por decisión propia que por decisión de otros.

La motivación para realizar cualquier cambio es mucho más eficaz si es una motivación intrínseca, es decir, hay plena conciencia de la necesidad de cambio. Así es mucho más fácil cualquier cambio.

Por lo tanto, si quieres cambiar tu estilo de vida, de alimentación, cualquier hábito, pregúntate si de verdad quieres hacerlo, no basta con saber que  tienes que hacerlo.

 

  1. Somos animales de costumbres, nos sentamos siempre en el mismo sitio para comer, casi siempre a la misma hora, si vamos a la compra casi siempre compramos lo mismo…

Incluso tenemos asociado algunos comportamientos con cierto alimentos, bien comer palomitas en el cine, o comer en un Burger si vamos de compras al centro comercial, son solo ejemplos de cómo nuestros hábitos van asociados a un estímulo externo.

  • ¿Qué pasaría si realizamos un cambio en nuestro ambiente?
  • Es decir, ¿si fuésemos a hacer la comprar diaria a una tienda pequeña en vez de ir una vez a la semana al gran supermercado?
  • O ¿qué pasaría si cuando vamos dar un paseo por la playa después de cenar, cambiásemos el helado por una infusión, zumo, fruta…?

No lo sé, simplemente digo que nuestros hábitos son costumbres asociadas a un ambiente, una situación o un olor, o un recuerdo… con lo cual si podemos realizar un pequeño cambio en nuestro día a día podremos asociar nuevos hábitos.

  1. Muchas veces nos proponemos ir al gimnasio, o hacer grandes caminatas o dejar de consumir ciertos alimentos de un día para otro. Como ya sabrás es casi imposible realizar cambios duraderos en 24 horas.

Lo que quiero decir es que a veces nos proponemos acciones que nos causan más estrés del necesario, es decir si ir al gimnasio una hora te cuesta mantenerlo y al final lo dejas y vuelves a la casilla de salida, pues cambia, y haz algo que realmente te haga sentir que estas en buen camino, y que te apetezca, quizá el gimnasio no es lo tuyo pero si puede ser hacer 5 km diarios, o hacer la compra en otro momento del día , o hacer una lista de la compra con otro criterio…

 

Así que si quieres cambiar un hábito, recuerda:

  • ¿Qué motivo te lleva a hacerlo, de verdad quieres?
  • Elige un solo habito a cambiar
  • Realizar cambios en el ambiente
  • Realiza nuevas actividades que te hagan disfrutar mientras trabajas en el nuevo hábito, de esa manera tu cerebro se verá recompensado y harás nuevas asociaciones para los nuevos hábitos.

No olvides descargarte la guía gratuita para cambiar un hábito, pinchando aquí

Déjanos tus comentarios.

 

 

Deja un comentario

Hola, ¿En qué puedo ayudarte?
Pulsa en el icono de WhatsApp y ¡hablemos!
Powered by